Test: Hidratación corporal, ¿tienes los hábitos adecuados?

Test: Hidratación corporal, ¿tienes los hábitos adecuados?

Una buena hidratación corporal es fundamental para la salud de nuestra piel, pero no siempre tenemos tiempo para hidratar nuestro cuerpo… Sin embargo, como la del rostro, la piel de nuestro cuerpo necesita ser nutrida con cuidados hidratantes para renovarse adecuadamente y protegerse de las agresiones externas (frío, contaminación, sol…).

¿Sabes cómo cuidar tu piel? ¿Tienes los hábitos adecuados para una piel bonita y sana? Para averiguarlo, haz nuestro test y descubre cómo mantener la piel suave y aterciopelada durante todo el año.

0%

¿Hidratas tu cuerpo todos los días del año?

¿Hidratas tu cuerpo todos los días del año?
¡Correcta! ¡Equivocada!

Al igual que ocurre con el rostro, debes hidratar tu cuerpo todos los días sin excepción con un producto adaptado a tu tipo de piel, haciendo hincapié en zonas especialmente rugosas como codos y rodillas. En invierno, la piel se seca, la película hidrolipídica se debilita y deja de cumplir sus funciones de barrera protectora. Por tanto, es fundamental nutrir tu piel a diario con cremas hidratantes que dejarán una película protectora sobre la epidermis y la protegerán de las agresiones externas. ¡En verano, la misma pelea! El sol, el agua de mar y el agua de la piscina resecan la piel y aceleran su envejecimiento. ¿El hábito correcto? Mantente hidratado antes, durante y después de la exposición al sol para evitar la piel de cocodrilo.

¿Hidratas tu cuerpo varias veces al día?

¿Hidratas tu cuerpo varias veces al día?
¡Correcta! ¡Equivocada!

Es aconsejable hidratar el cuerpo más de una vez al día... pero depende de tu tipo de piel individual. Las pieles normales y grasas pueden satisfacerse con una hidratación solo una vez al día. ¿El buen momento? Cuando sales de la ducha o del baño porque el agua, a menudo demasiado dura, tiende a resecar la piel. Las pieles mixtas y secas, por otro lado, deben hidratarse dos veces al día: igualmente después del lavado, pero también al anochecer antes de acostarse, porque la producción de sebo disminuye en medio de la noche.

¿Sueles tomar baños muy calientes?

¿Sueles tomar baños muy calientes?
¡Correcta! ¡Equivocada!

¡Cuidado! Evita los baños que parezcan una olla en ebullición y opta por una temperatura media de 37 grados. El agua muy caliente abre los poros y debilita la capa protectora de la epidermis, secándola. ¿El hábito correcto? Termina tu baño con un chorro de agua fría desde los pies hasta la cintura para reafirmar la piel y estimular la circulación sanguínea. Último consejo... No permanezcas en tu baño más de 20 minutos para evitar que tu piel se ablande y debilite.

¿Aplicas tu crema hidratante sobre la piel húmeda?

¿Aplicas tu crema hidratante sobre la piel húmeda?
¡Correcta! ¡Equivocada!

La crema hidratante debe aplicarse una vez tu piel esté seca. Cuando salgas de la ducha, debes secarte frotando suavemente tu cuerpo y evitando frotar vigorosamente, de lo contrario estarás agrediendo a tu epidermis. Una vez que tu piel está seca, aplica tu crema hidratante masajeando tu cuerpo con las yemas de los dedos hasta que se absorba por completo.

¿Exfolias regularmente tu cuerpo?

¿Exfolias regularmente tu cuerpo?
¡Correcta! ¡Equivocada!

Ya sea en el rostro o en el cuerpo, todos los días se renuevan las células de la piel. Para evitar que se acumulen en la superficie de la piel y que no respire, es fundamental limpiar periódicamente la piel con un exfoliante que la hará más flexible y suave. ¿La frecuencia? Una vez a la semana para pieles normales y hasta dos veces por semana para pieles grasas. La piel sensible que se seca rápidamente no debe exfoliarse más de dos veces por semana. ¿Otro hábito correcto? Recuerda hidratar bien tu cuerpo después de cada exfoliación para evitar una epidermis tirante y seca.

¿Usas cualquier crema hidratante para el cuerpo?

¿Usas cualquier crema hidratante para el cuerpo?
¡Correcta! ¡Equivocada!

¡No todas las cremas hidratantes son adecuadas para ti ni en cualquier momento! Si tu piel es normal, prefiere texturas fluidas que penetren más rápidamente en la piel y no dejen un efecto pegajoso. En invierno, cuando tu piel se sienta tirante, considera cambiar tu crema habitual por un tratamiento un poco más rico en nutrientes que reducirá inmediatamente la sensación de malestar. Si tu piel está seca, opta por una textura cremosa. Al ducharte, evita los jabones clásicos y opta por un gel de ducha graso. Lo mismo ocurre con pieles muy sensibles, con tendencia atópica, que deberán evitar los productos que limpien en profundidad y recurrir al lado de bálsamos nutritivos y cuidados específicos.

¿Es suficiente una buena crema para hidratarse?

¿Es suficiente una buena crema para hidratarse?
¡Correcta! ¡Equivocada!

Aplicar una crema no siempre es suficiente para mantener un buen nivel de hidratación de la piel de tu cuerpo. La hidratación también implica la alimentación: elige alimentos llenos de vitaminas, ricos en ácidos grasos esenciales, ricos en fibra... Recuerda también beber agua: 1,5 L al día... ¡mínimo!

¡La más fácil! ¿Deseas ver los resultados del test?

¿Deseas ver los resultados del test?
¡Correcta! ¡Equivocada!

Test: Hidratación corporal, ¿tienes los hábitos adecuados?
Mejorable

Mala puntuación en test

Tu rutina de hidratación corporal no es suficiente. Sigue nuestros consejos para conseguir una correcta hidratación de la piel de tu cuerpo y hacer que luzca bella y sana.
¡Bien!

Buena puntuación en test

Sigues hábitos adecuados para hidratar tu piel. Incorpora a tu rutina todos nuestros consejos para conseguir una hidratación óptima y lucir una piel aún más bella y sana.
¡Genial!

Excelente puntuación en test

Eres un/a experto/a en el cuidado de tu piel. Sigue aplicando estos buenos hábitos para mantener la piel de tu cuerpo bien hidratada, bella y sana.

Comparte tus resultados:

¿Por qué es importante la hidratación corporal?

La piel envuelve todo nuestro cuerpo con una finalidad clara: protegernos. Por este motivo, es muy importante proporcionarle el mejor cuidado para que nos aísle de las agresiones externas, regule adecuadamente el intercambio de moléculas entre el medio exterior y los tejidos internos y contribuya a controlar correctamente la temperatura corporal.

En este sentido, uno de los principales cuidados que debemos realizar es proporcionarle una buena hidratación. El agua es un elemento esencial todos los tejidos de nuestro cuerpo y, de manera muy especial, en la piel. La parte más superficial de la epidermis es la más pobre en agua, y necesita mantenerse hidratada para estar en buenas condiciones.

Cuando la piel no cuenta con el nivel de hidratación adecuado pierde flexibilidad y se vuelve áspera, seca y frágil. Una indicación clara es la aparecen síntomas como la descamación, la piel áspera y la sensación de tirantez. Además, si la deshidratación es intensa o prolongada en el tiempo se intensifican las arrugas, se produce envejecimiento prematuro y la piel se vuelve más vulnerable a las agresiones externas. Por lo tanto, la hidratación es un aspecto clave para la piel, que influye en sus características físicas y mecánicas.

Factores que afectan a nuestra piel

De manera natural, la piel intenta mantener un grado óptimo de hidratación reduciendo la huida de agua hacia la atmósfera. Para protegerse de la excesiva evaporación de agua, la epidermis segrega una sustancia hidrolipídica que actúa como pantalla protectora.

Sin embargo, esta barrera se debilita cuando la piel está expuesta al agua por mucho tiempo o ante la exposición constante a otras múltiples agresiones:

  • Climáticas: frío, viento, sol, calor, sequedad de ambiente, polución, calefacción, aire acondicionado…
  • Mecánicas: depilación, roces, exfoliación demasiado frecuente…
  • Químicas: disolventes, detergentes, cosméticos inadecuados, medicamentos de aplicación tópica…

Debido a todos estos factores adversos a los que se enfrenta la piel a diario, es necesario proporcionarle hidratación, nutrición y regenerar su capa protectora periódicamente. Para conseguirlo, sigue los consejos que te hemos mostrado en nuestro test de hidratación corporal.

En Slow Spa te ofrecemos los mejores tratamientos para que mantengas tu piel sana y bella durante todo el año. Consulta todos los tratamientos de Slow Spa.

Call Now Button
Abrir chat
Contactar por WhatsApp