fbpx
Cuidar la piel en otoño

Cuidar la piel en otoño

Te explicamos porqué es tan importante cuidar tu piel en otoño. Con la llegada del otoño aparecen los primeros días fríos tras el largo verano. Además, es una época donde los continuos cambios de temperatura y las diversas condiciones atmosféricas pueden afectar a tu piel.

Prepara tu piel para el otoño

Con la bajada de temperaturas, la piel tiende a resecarse. Esto es debido a que el frío provoca vasoconstricción en los capilares de la piel, por lo que disminuye la irrigación sanguínea. En estas circunstancias, nuestra epidermis recibe menos oxígeno y menos nutrientes, motivo por el que la acumulación de células muertas es mayor.

Para acabar de agravar el problema, este incremento de células muertas en nuestra epidermis provoca a su vez que ésta reciba menos secreción sebácea, que la nutre y la protege de los agentes externos.

Es por todos estos motivos que en épocas de frío nuestra piel se encuentra más seca y sensible, y por lo tanto requiere cuidados especiales para mantenerla bella y sana.

Sigue leyendo y te explicaremos qué pasos seguir para mantener tu piel este otoño en las mejores condiciones.

Reparar la piel en otoño

Pero también, el otoño es una estación ideal para reparar tu piel, que ha estado expuesta al sol del verano, y prepararla para los rigores el invierno.

Durante el verano, y especialmente en vacaciones, con frecuencia maltratamos nuestra piel con la exposición solar. Prácticas como la exposición intensa al sol en horas centrales del día, o el uso intensivo de cabinas de bronceado, pueden acarrear serios problemas para la piel, tanto a nivel estético como de salud.

En muchas ocasiones el uso de cremas protectoras no es suficiente para proteger la dermis, ya sea por no elegir el nivel de protección adecuado, o por no renovar su aplicación durante las horas de exposición a las radiaciones solares. Además, las altas temperaturas contribuyen a una mayor deshidratación de la piel.

Y es que, aunque el sol tiene efectos beneficiosos para la salud, una inadecuada exposición puede producir a corto plazo quemaduras por insolación, y a largo plazo alteraciones degenerativas en la dermis, como el envejecimiento prematuro.

Pasos para cuidar tu piel

Ante este escenario, queda claro que el otoño es una época clave para recuperar y proteger nuestra piel, asegurándonos así que luzca bella y sana durante todo el año.

Éstas son las medidas que debes seguir para conseguirlo:

  • Realizar una exfoliación de la piel de la cara y del cuerpo, con el fin de eliminar las células muertas y estimular la regeneración celular.
  • Aportar hidratación intensiva, tanto para recuperar la piel de los daños solares como para formar una barrera protectora contra los agentes externos adversos, como la lluvia o el frío.
  • Limpiar la piel de forma adecuada. La higiene es importante para la piel, pero el exceso puede resultar perjudicial. Hay que mantener la piel limpia, pero sin excederse ni en el uso de jabones ni en la frecuencia del aseo. Debemos usar productos con un PH neutro o adecuado para pieles delicadas.

En Slow Spa contamos con los mejores productos y tratamientos para mimar y cuidar tu piel al tiempo que te relajas. Un tratamiento ideal para esta época del año es nuestro exclusivo Turkish Bath Foam, un tratamiento integral que repara y cubre todas las necesidades de tu piel, al tiempo que te ofrece una experiencia de lo más relajante gracias al masaje con espuma y agua caliente.

Si quieres conocer más acerca de este tratamiento originario de los hammam de Turquía, puedes leer este artículo que publicamos con toda la información al detalle.